miércoles, 21 de marzo de 2007

Temporada 1933-1934 - J.A.D. - El Trece y Roldán

Equipo.- JUVENTUD ARTÍSTICA DEPORTIVA
Sede social.- Reyes Católicos, 19 (actual Ancha)
Terreno de juego.- Campo de la Draga (muelle)
(última temporada que se utiliza este campo)
Teléfono 13

Temporada.- 1933 – 1934. Tercera temporada de existencia

Categoría.- Partidos y torneos de carácter amistoso

Equipos.- Siguen los partidos amistosos y los campeonatos locales pero los equipos que se veía que estaban mejor organizados comienzan una liga del Campeonato Andaluz de 2ª Categoría; es el caso del Mirandilla y San Fernando que compiten con el C.D. Egabrense y la Balompédica de Córdoba. De todas formas estos equipos se tienen que medir con los amateurs con objeto de prepararse para estos campeonatos y así los equipos que este año vemos por la provincia son:

- Mirandilla Amateur - Cádiz Sport Club - Sporting Club
- Gimnástica de Cádiz - Unión Marítima de La Línea
- Mentidero de Cádiz - Estrella de Cádiz
- U.D. Arcense - Balompié de Cádiz - Sparta de Sevilla
- Atlhetic Club de Triana - Olímpico de Cádiz - Pilar
- Centro F.C. de Cádiz - R. C. Portuense - Esperanza de Cádiz

Clasificación.- Al no haber competición oficial no hay una clasificación definida esta temporada.
_
Plantilla.- Durante esta temporada, nuestro paisano Salvador Espinosa de los Monteros “el Trece” jugó en el Sevilla C.F. de Segunda División, proveniente del Xerez F.C., pero terminó prematuramente su compromiso con este club ya que faltó a una convocatoria y lo declararon en rebeldía, además de la penosa lesión que padeció durante esta temporada y que dio lugar hasta un homenaje el día de su recuperación. Para él y para otro portorrealeño que lo acompañó en su etapa en el Mirandilla, Ramón Blanco Jiménez "Roldán el Pollito", va el homenaje de esta temporada.

- Presidente.- Juan Sasián Varela
- Secretario.- Amador Salcini Pérez
- Vicepresidente.- José L. Merón García
- Tesorero.- Ricardo López Relinque
- Delegado Artístico.- Juan García Villores
- Delegado Deportivo.- Eusebio García Narváez
- Vocal.- Manuel Ramos García, Andrés Toledo Flores
- Vocales.- Isidoro Sasián Varela, Antonio Marente Pantoja
- Vocales.- José Rodríguez Otero, Federico Lechuga López

En la directiva se mantienen las mismas personas que la temporada pasada y no sufre ningún cambio. En las crónicas deportivas que he visto de este año no han detallado la alineación de la Juventud Artística en ninguna de ellas por lo que debemos completar la plantilla con los que pertenecieron la temporada anterior y posterior. De todas formas el San Fernando, que sí competía oficialmente, se hizo de los servicios de muchos portorrealeños y si no vean esta crónica del 24 de febrero de 1934 donde se juega un partido homenaje al "el Trece" por la recuperación de su lesión:

Partido homenaje a Salvador Espinosa por su recuperación y vuelta al Sevilla C.F.. Lo disputaron San Fernando y Cádiz Sport Club en Madariaga y la alineación del equipo isleño era la siguiente.- Lebrero (p), Antonio, Mangano, Bernal, Chicla, Tellado, Paz, Chacón, Espinosa de los Monteros, Arrones y Acosta.

Anécdotas, comentarios y otros datos que se han podido recuperar de esta temporada.-

En Primera División tenemos esta temporada a: Real Madrid, Donostia, Athletic de Bilbo, Racing de Santander, Barcelona, Español, Valencia y Betis. En Segunda: Sevilla, Atletico de Madrid, Sporting, Celta, Murcia, Irún, Coruña, Osasuna, Sabadell y Alavés.

En Cádiz, el Gobernador Civil quiere dar mayor prestigio a los amistosos y evitar muchos de los problemas que se dan en ellos y una de las medidas, que levantó mucho polvareda, fue la de obligar a que los partidos fueran arbitrados por árbitros colegiados en la Federación Regional Sur.
_
En esta temporada, concretamente el 27 de agosto de 1933, se inauguró en Cádiz el Campo de Fútbol del Mirandilla que se construyó junto a la por entonces Plaza de Toros; en el partido inaugural se invitó al Betis de Primera División; esta era una buena noticia para el fútbol provincial dada la escasez de campos de fútbol en buenas condiciones y porque a partir de esta fecha nos visitaron algunos ilustres equipos de la élite de esos momentos. Del archivo particular de mi tío, Joaquín Salas Hoyos, que era cántabro y gran aficionado al fútbol, adjuntamos las fotos de las visitas del Betis, a la izquierda, y del Racing Club de Santander, el equipo de la derecha.

El Juventud Artística Deportiva de Puerto Real visitará muy pronto este nuevo campo para jugar algunos partidos amistosos y muestra de ello es la foto que adjuntamos de nuestro equipo; la fotografía corresponde a una alineción titular de dentro de unos años, la temporada 42/43, pero nos sirve para ilustrar la inaguración de este campo de fútbol; al igual que las anteriores proceden del archivo personal de Joaquín Salas Hoyos y en ella podemos ver, iconfundible, la Plaza de Toros de Cádiz que como vemos era el perfecto fondo para todas las fotos de equipo.

El 28 de noviembre de 1933 se puede leer en una acta de una junta general de socios varias cuestiones en ruegos y preguntas que demuestran lo difícil que es llevar una sociedad y hacer que todos sus miembros vayan en un mismo sentido ya que parece ser que en local entran personas que no son socios y que a veces se gastan bromas de mal gusto, en fin, hay que comprender que los más no pasaban de 20 ó 22 años. En este mismo acta se puede leer que la asociación está preparando un coro carnavalesco y en el apartado de ruegos y preguntas, un socio no muy aficionado al carnaval, lógicamente, comenta que la sociedad está decayendo por este y otros motivos que la van a llevar a la ruina. El señor presidente contesta oportunamente a este socio diciendo que la única forma de llegar a la ruina es no pagando las cuotas, que algunos socios deben dos o tres recibos, y no con estos insignificantes detalles.

El 3 de enero de 1934 podemos leer mecanografiada una felicitación que la Juventud Artística Deportiva, y en su nombre, el presidente Juan Sasián y el secretario Amador Salcini, envían al Ayuntamiento Republicano de Puerto Real, felicitándoles por el nuevo año y agradeciéndoles la subvención que habían recibido. Como es lógico, le doraban un poco la píldora y les invitaban a que la subvención se repitiera por el buen funcionamiento de la sociedad y el, repito al pie de la letra, “mejoramiento físico de sus socios”.

El 20 de enero de 1934 se juega en el Campo de la Draga (muelle) un partido amistoso entre los equipos Gimnástica de Cádiz y Racing Club Portuense. En marzo de este mismo año se juega otro amistoso entre el equipo portuense, que debería estar remodelando su campo, y el Esperanza de Cádiz.

El 11 de febrero de 1934 se publica una noticia carnavalesca en el periódico La información de Cádiz y curiosamente aparece la siguiente noticia: “la Juventud Artística Deportiva, asociación que hace dos años organiza entre sus asociados una rondalla compuesta de una veintena de jóvenes, consiguiendo para dicha sociedad los mayores aplausos y el alto honor de que varias entidades y particulares impusieran a su bandera sendas corbatas, ha organizado para el presente año un coro compuesto de treinta individuos, titulado “Los Granaderos andaluces””.

El cronista dice haber asistido a los ensayos con el permiso del Sr. García Villores y entrevista al director del coro que dice: “Si señor, la música, el baile, pintura, el canto, el fútbol....ect, todo cuanto se refiere al arte y al deporte es la base de esta asociación y hemos querido contribuir a estas fiestas con nuestros propios medios”; “La música es de José Acosta, socio de la Juventud Artística y la letra es Eduardo Álvarez, corresponsal de La Información en Puerto Real”; “el problema de la letra era algo difícil pues por el carácter apolítico de la sociedad había que desviarse de toda censura a ningún sector político”; “el sabado 10 de febrero actuaremos en el Teatro Principal, luego visitaremos a algunos particulares y recorremos las calles de la villa”; “estamos a la idea de visitar dos o tres poblaciones cercanas pero hay dificultades para desplazar a tanta gente, además la mayoría no puede abandonar sus ocupaciones”.

Finalizando la temporada, en abril de 1934, se mecanografía también en un folio, esta vez ya con membrete de la Juventud Artística Deportiva donde podemos ver el escudo y el número de teléfono - que por cierto era el número 13 -, una lista de los socios que desean asistir a un festival que se va a celebrar y el número de familiares que los acompañaran. Los componentes de la Rondalla que son detallados en la hoja y que imagino actuarían en el festival son los siguientes:

- Jerónimo Caldelas - Pedro Díaz
- Francisco Pacheco - Ramón Cejudo
- Serafín Alfama -Fernando Aguilar
- Manuel Sánchez - Adolfo Rodríguez
- José L. Varela - Eduardo Álvarez
- José Acosta

La relación de socios de la Juventud Artística que desean asistir al festival y número de familiares que van a asistir con ellos es la siguiente:

Juan Barrios (2) Antonio Sánchez (4)
Antonio Gaviño (3) Manuel Conejero (5)
María García (4) Manuel Flores (3)
Juan Sauco (4) Francisco Boy (7)
Rafael Fernández (4) Antonio Marente (5)
Camilo Blanco (4) Ricardo López (5)
Amador Salcini (4) Jacinto Pérez (3)
Manuel Gómez (3) Francisco Viaña (3)
Francisco Bello (3) Enrique Catalán (3)
Federico Lechuga (4) Juan Collantes (3)
Juan Gómez Díaz (5) Juan Mellado (6)
José L. Merón (5) Eusebio García (3)
Ramón Cejudo (3) Fernando Aguilar (2)
Francisco Pacheco (3) Pedro Díaz (2)
Juan García Villores (4) Isidoro Sasián (3)
Andrés Toledo (4) J. González Castaño (4)
Francisco Jiménez (3) José Ruiz (2)
Manuel Bernal (5) Ramón Aguilar (4)
Manuel García (3) Manuel Pérez (3)

Homenaje.- Mítica delantera de portorrealeños: Ramón Blanco Jiménez “Roldán el Pollito” y Salvador Espinosa de los Monteros “el Trece”

El homenaje de esta temporada va dedicado por partida doble a dos jugadores nacidos en Puerto Real, la mítica delantera del Juventud Artística Deportiva que luego lo fue del Mirandilla y del Cádiz F.C.. En posteriores temporadas iremos comentando los éxitos de estos futbolistas portorrealeños pero en ésta, y como homenaje, contaremos lo que conocemos sobre cada uno de ellos.

Ramón Blanco Jiménez “Roldan el Pollito” (1921-2004).- Ramón, del que los aficionados más veteranos me decían acertadamente que se apellidaba Blanco Jiménez, era un gran delantero centro nacido en Puerto Real el 23 de diciembre de 1921. A su padre le llamaban “el Rondán” y de su padre heredó este sobrenombre así que no es de extrañar que en los cromos de los años 40, de los que conservamos algunos originales, lo nombren a veces como Roldán y otras como Blanco. En concreto, tenemos un cromo en el que se ve una foto de carnet en blanco y negro del portorrealeño durante la temporada 42/43, cuando militaba en el Cádiz de Segunda División y otro cromo que es un dibujo a todo color de nuestro paisano, durante la temporada 41/42, en la que el Cádiz igualmente estaba en Segunda. De esta última edición también disponemos de los cromos de sus compañeros, del entrenador y del escudo del Cádiz.

Si no era suficiente lío el llevar dos nombres, y firmar incluso con ambos, cuando en el campo de la Mirandilla lo vieron correr y saltar con tanta agilidad le pusieron de sobrenombre “el Pollito”. Cuando militaba en el Cádiz, el Málaga quiso llevárselo en más de una ocasión y al buscar en la lista de quintas alguna referencia del jugador no aparecía Roldán por ningún lado, claro, su nombre correcto era Ramón Blanco Jiménez. En el Diario de Cádiz del 18 de febrero de 1944 se publicó un curioso artículo, del que tenemos copia, que se titulaba “Roldán..... no es Roldán” y donde nos clarifican el entuerto.

Sus primeras patadas a la pelota las dio en el Campo de la Draga o del Relleno, en el muelle de Puerto Real, viendo jugar al Deportivo de nuestra localidad y disputando partidos como jugador del equipo local llamado Hércules de Puerto Real. En el Hércules, bajo las órdenes de "Mister Cani", que fue su primer entrenador, aprendió a ser un gran delantero centro, a rematar a puerta como pocos sabían hacerlo y a pasar la pelota a sus interiores con gran precisión. Con todas estas cualidades no era de extrañar que rápidamente entrara a formar parte del primer equipo local, que por esas fechas era el Juventud Artística Deportiva.

Después de jugar en la Juventud Artística Deportiva y en la S.D. Constructora Naval de San Fernando, donde coincidió con el portorrealeño Manuel Andreu Zaldívar “el Lichi”, fichó por el Mirandilla gaditano donde figuraba en muchas de las alineaciones titulares tanto del Mirandilla como del posterior Cádiz F.C., así que podemos decir que era uno de los indiscutibles. _
En el Cádiz llegó a disputar hasta 8 temporadas (39/40, 40/41, 41/42, 42/43, 44/45, 50/51, 51/52 y 52/53) jugando un total de 98 partidos de liga (74 en segunda, 21 en tercera y 3 en la promoción de tercera) marcando 62 goles; también disputó 5 partidos de copa donde llegó a marcar 2 goles. Era, como decimos, un gran goleador y muestra de ello es que llegó a marcarle tres goles en un partido a los equipos: Donostia (Real Sociedad), Sabadell, Malacitano, Racing de Córdoba, Recreativo Onuba y Betis.
_
Con estos números era lógico que fuera un verdadero ídolo para la chiquillería portorrealeña hasta el punto de que al delantero que destacaba, como Manolo Rodríguez “el Paíto”, le apodaban también “Roldán” en su honor. En las siguientes temporadas iremos viendo que aparece continuamente en las alineacioes del Mirandilla hasta que ya convertido en Cádiz C.F., durante el año 1943, siguen contando con su experiencia y sus goles. No es de extrañar, por tanto, que la chiquillería gaditana también lo tuviera entre sus ídolos y que el propio Manolín Bueno quisiera emularlo al verlo jugar en el equipo amarillo. En la foto adjunta lo vemos muy jovencito con el equipo portorrealeño de la Juventud Artística Deportiva.

Durante la temporada 39/40 quedaron Campeones del Grupo V de Segunda, rozando el cielo al estar a punto de ascender con el Cádiz a Primera División pero no pudo ser y tuvo que continuar durante algunos años en la Segunda División del fútbol español. Como anécdota contaremos que algunos de sus compañeros de equipo en este Cádiz eran su paisano Salvador Espinosa de los Monteros “el Trece” y Manolo Bueno, portero y padre de Manolín Bueno. Santiago Núñez era entrenador-jugador de este gran equipo que contaba con los siguientes jugadores: Manolo Bueno (p), García “el Pincho” (p), Núñez, Soto, Ordóñez, Huesche, Bohórquez, Adorna, Mateo, Norte, Sánchez, Ruiz, Espinosa de los Monteros, Fermín, Roldán, Díaz, Cordero y Liz.

El Cádiz, una vez clasificado como campeón del grupo V de Segunda División, comenzó la liguilla que debía dilucidar los dos equipos que obtendrían el derecho a jugar en la Primera División durante la temporada 1940/41. Dicha Liguilla comenzó con un Cádiz que dejó patente, para sorpresa de todos, que era uno de los equipos favoritos, empatando en La Coruña y venciendo en San Sebastián al Donosita (actual Real Sociedad). Luego obtuvo dos resultados negativos y volvió a la senda del triunfo con dos victorias, ante el Coruña por 2-1 y ante la Real Sociedad por 5-0, con una memorable actuación de “el Pollito”. Posteriormete logró empatar en Levante y llegó el crucial encuentro ante el Murcia, un encuentro que acabó entrando, por desgracia, en la “historia negra” del equipo amarillo.

Durante la temporada 40/41 volvió a demostrar que era un gran goleador y acompañado de su paisano Salvador Espinosa “el Trece”, mandaba en la tabla clasificatoria de los máximos goleadores de la Segunda División del fútbol español; nada más comenzar la liga, al finalizar octubre de 1940, ya despuntaba en lo más alto de la tabla con nada menos que 12 goles.

En la temporada 41/42 seguía en el Cádiz y compartió plantilla con los Manolo Bueno (p), Cayuso, Valcárcel, Fermín, Virgós, Fernández, Sánchez, Barceló, Leon y Polo, entre otros, pero su pasiano “el Trece” no figuraba ya en las alineaciones del Cádiz. A falta de un paisano llegó otro al primer equipo ya que tras su fractura de la clavícula izquierda en un partido Cádiz-Ceuta de finales de septiembre, suben del filial o reserva al primer equipo a Manuel Andreu Zaldívar “el Nichi”, que ya fue compañero suyo en La Naval de San Fernando.

La 42/43 fue la última temporada en la que lo vemos con el equipo amarillo, coincidiendo su desaparición con el descenso del Cádiz y el final de una etapa memorable de este club de la capital. Había sido una muy bonita etapa de su vida futbolística en la que tuvo el honor de ser uno de los primeros jugadores de la Selección Andaluza de fútbol.

Luego pasó a pertenecer a la disciplina del Real Betis Balompié (foto extraída de Betisweb) donde aparece como goleador en todas las crónicas desde la temporada 42/43. En la temporada 46/47 estuvo a punto del fichar por el Barcelona C.F. ya que incluso fue a Barcelona para realizar algunas pruebas antes de firmar por el club azulgrana. Finalmente el fichaje no cuajó y siguió en el Betis de donde era reclamado una y otra vez por el equipo del Cádiz para que volviera a sus filas. Se llegaron a hacer hasta rifas pero el Betis pedía 75.000 pesetas y el Cádiz no tenía la economía muy bollante y las rifas que realizaban los aficionados no fueron suficientes. En la temporada 46/47 en un intento desesperado de los dirigentes del Cádiz, llegaron a ofrecer 35.000 pesetas y 5.000 para el jugador pero los dirigentes del Betis no estaban por la labor. En cierta manera se cumplió el dicho de “donde las dan las toman” porque en su primera etapa en el Cádiz fue reclamado por el Málaga y el Cádiz no lo dejó marchar al equipo malacitano.

Posteriormente siguió llevando el nombre de Puerto Real por muchos campos de Andalucía ya que finalmente se pudo cerrar su fichaje por el C.D. Málaga, equipo donde militó algunas temporadas más en Segunda División. En la temporada 48/49 consiguió el ascenso con el equipo malacitano a la máxima categoría del fútbol español, cosa que con el Cádiz no pudo conseguir en su momento. De la temporada 49/50 en la que ya no aparece en las alineaciones titulares del Málaga de Primera, porque no llegó a debutar, conservamos un cromo con el nº 9 de nuestro paisano y posiblemente de la temporada anterior esta bonita foto del portorrealeño, de blanco en el centro de la foto, rematando a puerta en un partido jugado contra el Atlético de Madrid.

Este ascenso a Primera División le vino un poco tarde porque ya rondaba la treintena y el Málaga lo cedió al U.D. Melilla de Tercera División durante la temporada 49/50. De todas formas Roldán no tenía la pólvora mojada y con sus goles y su participación consiguieron subir al Melilla a Segunda División.

Su última etapa como futbolista la volvió a disputar en Cádiz donde participó durante las temporadas 50/51, 51/52 y 52/53 en el Cádiz de Tercera División. Luego siguió ligado al mundo del fútbol en Cádiz, como segundo entrenador del primer equipo y entrenando, entre otros, a la U.D. Gaditana, donde jugaban algunos portorrealeños como Siloniz, Alberto y Ruiles y, finalmente, al Puerto Real C.F. durante la segunda temporada en la que militó en Tercera División, la 57/58. De su regreso al equipo gaditano debe ser esta foto que nos cedieron donde vemos al Pollito de blanco, en el centro de la foto, antes de chutar a puerta.

Ramón falleció en Cádiz con 83 años, el 27 de julio de 2004, y de su descendencia, que se quedó a vivir en la capital, podemos nombrar a una hija que fue madre de un pequeñín el 10 de mayo de 1976, al que le puso de nombre Ramón, como su abuelo; cuando este pequeñín creció fue un gran delantero centro y después de su paso por el Cádiz, Ecija, Linares y Portuense, es uno de los fichajes estrella del Melilla para intentar el ascenso a Segunda División durante la temporada 07/08; el pequeño no es otro que Ramón Aragón Blanco "Moncho", que en la astucia y olfato de gol ha salido a su abuelo.

Salvador Espinosa de los Monteros “EL TRECE” (1914-1982).- Delantero portorrealeño nacido en 1914 que se inició como jugador en un equipo local de los años 20 llamado Deportivo F.C., pasando después a militar en el Juventud Española F.C. de Puerto Real, donde figuraba en las alineaciones de la temporada 30/31 con el nombre de “Espinosa”. Luego, a este gran extremo izquierdo se le puede ver en algunas alineaciones de la Juventud Artística Deportiva de los años 30 (en la foto) con el apodo de “el Trece”, compartiendo plantilla con los Toto, Berenguer, Catalán, Eusebio, hermanos Paz, Andreu "el Nichi", Toledo y Roldán entre otros muchos portorrealeños.

En los medios futbolísticos gaditanos se le considera como uno de los más significativos futbolistas de la época junto a Rafael Macías, Andres Mateos y Soto. Por entonces se vivían los comienzos del profesionalismo y después de jugar algunos partidos con el recién fundado Xerez F.C., el Sevilla C.F. le contrataba en la temporada 33/34 por una cantidad que luego no le satisfizo, especialmente cuando comprobó que otros con menos calidad que él tenían una ficha más alta, así que no compareció a una convocatoria y el Sevilla lo declaró en rebeldía. De todas formas figura en la historia del Sevilla como uno de los componentes de la plantilla que logró el primer ascenso a Primera División con los Alcázar, Bastos, Bracero, Campanal I, Cartón, Deva, Eizaguirre, Euskalduna, Fede, López, Peña, Segura, Tache, Tejada y Torróntegui. En la página de historia y estadística del Sevilla C.F. figura el portorrealeño Espinosa como un fichaje procedente del Jerez F.C. que disputó hasta cinco partidos con el primer equipo sevillista en la temporada 33/34. Durante su corta etapa como sevillista fue felicitado incluso por Ricardo Zamora tras una gran actuación en un partido Sevilla - Real Madrid, donde incluso le marcó un gol al mítico guardamenta internacional. De esta etapa como sevillista es la foto adjunta con su autógrafo.

En otra foto firmada por Antonio el fotógrafo se puede ver al Trece en una alineación del Sevilla con los siguientes componentes: Eizaguirre, Deva, Euskalduna, Alcázar, Segura, Fede, Tejeda, Torrontegui, Campanal I, Cartón y Espinosa de los Monteros “el Trece”.

Después de esta mala experiencia con el Sevilla, jugó en el San Fernando como delantero centro y luego pasó al Cádiz Sporting Club donde jugó como extremo. Como se puede leer en la página de internet de “Fútbol Factory”: "lo curioso de su caso es que Espinosa era un genio, un tipo rebelde, un muchachillo con las medias caídas y que daba la sensación de que no podía con las botas, pero era un extraordinario jugador. Su forma de entender el fútbol le trajo muchos problemas, no era un jugador de equipo pero sus cualidades eran tales que de haber jugado en la época actual habría valido millones de euros."

Los equipos locales: Deportivo, Juventud Española, Eduación-Descanso y Juventud Artística Deportiva; y los equipos foráneos: Jerez, Sevilla, San Fernando, Cadiz Sporting Club, Hércules de Cádiz, Linense, Mirandilla y Cádiz F.C., son todos los equipos que pudieron disfrutar con su juego y padecer con su rebeldía. De la temporada 36/37 que no se llegó a celebrar, conservamos un antiguo cromo que formaba parte de una colección de cajas de cerillas en la que vemos a nuestro paisano como jugador del Mirandilla de Segunda División y de la temporada anterior, una foto del primer equipo gaditano con nuestro paisano posando en el suelo. Como vemos, en el Mirandilla sí pudo disputar la temporada anterior, la 35/36, teniendo el honor de ser el primer goleador en Segunda División jugando como locales ya que el 1 de diciembre de 1935, ante el Gimnástico de Valencia, abrió el marcador y marcó también el 2-0 en un partido que los gaditanos ganaron por 3-1.

Luego vivió con el Cádiz F.C. el regreso a las competiciones oficiales, el 15 de enero de 1939, cuando el Cádiz se enfrentó al Sevilla en el primer Campeonato de Andalucía. El partido se jugó en el Campo de Deportes de la Mirandilla y el Cádiz formó con: Pinilla, Núñez, Soto, Cordero, Bohórquez, Mateo, Liz, Luis, Roldán, Cuqui y Espinosa de los Monteros. Jugó también en el Cádiz durante la temporada 40/41, con una formación tipo: García, Valcárcel, Soto, Fermín, Villamar, Mateo, Buiría, Fernández, Roldán, Díaz y Espinosa de los Monteros.

En la temporada 41/42 desapareció de las formaciones del Cádiz de Segunda División ya que fue fichado por la Balompédica Linense, “la Balona”, que quería alcanzar la Tercera División desde la Primera Categoría Regional, resurgiendo de sus cenizas. Para ello organizó un equipo profesional y contaron con el habilidoso portorrealeño que todavía les podía ofrecer mucho de su buen fútbol. En la Balona debutó el 8 de febrero de 1942, ante la Olímpica Jiennense, llevándose una gran ovación del público de La Línea que supo valorar sus genialidades.

En la 42/43 aparece nuevamente en las alineaciones titulares de los equipos portorrealeños Educación y Descanso (en la foto) y Juventud Artística Deportiva, jugando con estos equipos un Campeonato Provincial no federado y la Segunda Regional respectivamente. Su veteranía y su buen hacer por la banda a la hora de servir balones de gol y de marcarlos hicieron que nuevamente marchara de Puerto Real para jugar en equipos de superior categoría, todavía tenía algunas cosas interesantes que ofrecer.

En la temporada 43/44 nuevamente fue llamado de la Tercera División para jugar con el Hércules de Cádiz, fusión del Cádiz y del Hércules Gaditano, pero a mitad de temporada anunciaba su retirada después de haber jugado en el primer equipo de Cádiz 4 temporadas; en total fueron 28 partidos de liga en Segunda, 11 en Tercera y 5 partidos de Copa en los que consiguió un total de 11 goles. Al finalizar el campeonato el Hércules perdería la categoría y desaparecería víctima de calcados problemas de su padre, el conjunto amarillo.

La 43/44 fue la última temporada como jugador activo de “el Trece” en Cádiz, y lo cierto es que fue un tanto triste para el portorrealeño ya que a finales del año 43 el Hércules ocupaba las últimas posiciones en la tabla y según las críticas de “Diario de Cádiz” y “La Información” se culpaba a Espinosa por su agotamiento, desgana, miedo y falta de colocación. Finalmente, el 28 de diciembre de 1943, Diario de Cádiz, publicó la baja del futbolista en el Hércules de Cádiz y la que ellos creían su retirada del fútbol activo.

La verdad es que como buen artista, Salvador era capaz de lo mejor y de lo peor y tras tener una brillante tarde ante el Málaga era capaz de desaparecer en otro partido ante la Balona. Según sus propias declaraciones, se encontraba sin facultades para seguir en activo y antes de que le llegaran sanciones y críticas presentaba su dimisión. La prensa deportiva publicaba esta curiosa forma de dejar el fútbol activo y comentaba que hasta para eso era original el portorrealeño. ¿Nadie ve la similitud entre este Salvador y otro salvadoreño?.

En las temporadas 45/46 y 46/47 nuevamente se le ve en las alineaciones del equipo del pueblo que le vio nacer, el Juventud Artística Deportiva, que jugaba en Primera Regional. Salvador no llegó a jugar en el Puerto Real C.F. como tal pero sí en el equipo que le dio origen que era el mencionado Juventud Artística.

En la temporada 82/83, en el partido que el Puerto Real jugó contra el Moralo en Sancho Dávila, se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de “el Trece”. El partido se jugó el 10 de octubre de 1982 y en la crónica del periodista portorrealeño Antonio Gutiérrez Lozano “Angulo” para la Hoja del Lunes de Jerez, nos cuenta que “el Trece” se formó como jugador en el Deportivo y luego pasó al Puerto Real (debiendo haber dicho Juventud Artística Deportiva).

No hay comentarios: